Etiquetas

jueves, 19 de noviembre de 2015

Si yo fuera un caballero andante...

SI YO FUERA UN CABALLERO ANDANTE…





1º ESO-A:

“Si yo fuera un caballero andante, cabalgaría en busca de aventuras nobles para tener el poder de una bella mujer, siendo siempre un ejemplo a seguir. Lucharía por mi nobleza, por mi amabilidad, por mis ganas de ayudar a las personas débiles, oprimidos por reyes y tiranos.
Me gustaría ir de un lugar a otro para conocer las curiosidades de estos sitios y para poder encontrar seres fantásticos como dragones, gigantes e incluso brujas y hechiceros.
Para derrotar a estos seres fantásticos, me ayudaría de otros caballeros andantes y escuderos, ya que sin ellos sería más difícil.
Me gustaría tener este cargo de Caballero Andante para acabar con malhechores y dar justicia a los pobres”.
                                                                       FRANCISCO CANTERO BOYERO


“Si yo fuera un caballero andante, visitaría y recorrería todo el mundo, viviendo aventuras, como el hidalgo Don Quijote, pero sin locura.
Buscaría a mi Dulcinea, a la que encontraría sin duda. Y si ella quisiera, juntos recorreríamos y encontraríamos monumentos artísticos. Conoceríamos la historia del mundo, a muchas gentes y lenguas nuevas, etc. Aprendiendo de todo ello, para enriquecer nuestra cultura y saber.
Y en vez de caballos, un buen Ferrari.
Yo no leería tantas novelas de caballería, porque me volvería loco también. Y buscaría la paz y no la guerra”.
                                                                                  DAVID HERNÁNDEZ GÓMEZ


“Si yo fuera un caballero andante, estaría ayudando a los pobres cuando estuvieran en peligro y trabajaría a las órdenes de un buen rey.
Ayudaría también a los ejércitos en las batallas para conquistar reinos. Mi arma serían una espada y un machete. Iría montado sobre un caballo blanco, vestido con un manto dorado.
Recorrería el reino ayudando a quienes no pudieran hacer las cosas solos.
En mi última batalla, me gustaría recorrer el mundo a lomos de mi caballo con mi espada y mi traje de gala, con el escudo de mi familia.
A mi caballo le pondría cascabeles en sus patas, para que, cuando la gente lo escuche, sepa que soy yo y que voy a ayudarles”.
MOISÉS JORGE PIRIS



“Si yo fuera un caballero andante, me gustaría recorrer todos los países del mundo para aprender y conocer partes y lenguas del mundo, costumbres, etc.
Ahora mismo estoy en China, donde me quedaré hasta enero. Sus costumbres son un poco diferentes y su comida también. Entran con los pies descalzos a las casas, rezan a los monjes, comen toda clase de insectos y bichos.
Después me dirigiré hacia Rusia. Allí el clima es muy seco y frío, el cielo siempre está gris, nunca sale el sol y la gente es muy amable y simpática.
Después de salir de Rusia, me iré a casa para descansar porque serán unos meses muy movidos, con estrés y con muchas emociones. Sobre todo, habré hecho muy buenos amigos”.
                                                                                              MARTA SERRANO PIRIS


1º ESO-B:

“Si yo fuera un caballero andante, me gustaría viajar por todo el mundo, aunque me llevase mucho tiempo. Lo haría para poder conocer diferentes lugares, religiones, razas, gastronomía, vestimenta…, conocer diferentes culturas.
Me encantaría ser un caballero andante, sobre todo para enfrentarme contra caballeros y reyes malvados como hacía Don Quijote. Así salvaría a los pueblos y aldeas del Tercer Mundo, ayudaría a todas las personas necesitadas que me encontrase en el camino. Les daría comida, curaría sus enfermedades, les daría cobijo…
También me gustaría tener un escudero para que me dé compañía, me ayude a afrontar los problemas que me encontrase… ”
PAULA CARBALLO ALDEANO


“Si yo fuera un caballero andante, iría por toda Europa recorriendo todos los países que tiene, para ayudar a las personas que lo necesiten. Salvaría a toda la gente que sea buena y condenaría a las personas malas.
Me llevaría a mi caballo negro y hermoso, y a un compañero que sea de confianza, para que me ayude en todos mis rescates. Salvaría también a reyes, reinas, príncipes y princesas que estén en peligro.
Así todo el mundo sería feliz”.
                                                                                              ÉRICA CAVA DORADO



“Si yo fuera un caballero andante, buscaría a otros caballeros andantes para viajar en grupo. Sería valiente y protegería al resto de caballeros andantes cuando nos encontrásemos con algún conflicto.
Iría en busca de lugares en guerra para participar en ellas y finalizarlas. Protegería a todas las personas necesitadas y a los más desfavorecidos.
Me haría amigos de todas las personas que conociese. Buscaría al Príncipe del Lago para encontrar toda la felicidad del mundo”.
                                                                                  NATALIA CLAROS FERNÁNDEZ


“Si yo fuera un caballero andante, saldría desde las tierras de mi señor en busca de nuevas hazañas de las que me dieran fama.
Provocaría y ganaría desafíos, cogería mi corcel y cabalgaría hacia tierras lejanas con mi espada y armadura, con la cabeza bien alta.
Como caballero, viajaría a nuevos reinos en busca de mi bella futura amada. Declararía mi amor como leal caballero.
Cruzaría valles, montañas, extensas tierras peligrosas, con tal de salvar vidas y encontrar a la dueña de mi ser. Nunca permitiría perder una sola batalla contra mi oponente.
Cuando regresara a mi pueblo, junto a mi esposa y con la fama de “caballero andante”, sería admirado por toda la gente de mi reino y posiblemente también de otros…”
LUCÍA CORTINAS MATENCIO



“Si yo fuera un caballero andante, aprovecharía para visitar muchos lugares y conocer sus costumbres. Yo sería como Don Quijote, iría con mi escudero, aunque me daría mucho miedo tener que luchar contra seres malvados. Tendría un guapo esposo e iría en un caballo blanco precioso.
Creo que a la hora de combatir, preferiría esconderme y no batallar contra nadie para evitar hacerme daño. Y… entonces…, ¿para qué querría yo un escudero? Lo querría para que me hiciera compañía a lo largo de mis viajes, porque sería muy aburrido viajar sola.
Dormiría a la intemperie con unas buenas mantas. Me ganaría algunos reales o me los llevaría de casa para comprar agua y comida.
Si yo fuera un caballero andante, mi vida sería muy peculiar”.
ANA MURCIANO CUADRA


“Si yo fuera un caballero andante, no me importarían los peligros a los que me tuviera que enfrentar. Sólo querría ayudar a los demás y recorrer muchos sitios nuevos.
Un día decidiría hacerme mi propia armadura para que así pudiera protegerme mejor y también proteger a las demás personas.
Por fin, después de mucho tiempo y esfuerzo, conseguiría acabar mi protección. La armadura me cubriría todo el cuerpo. Además, me haré un escudo y una espada. Todo sería de un metal muy duro, tanto que sería indestructible.
Cuando ya tuviera todo, decidiría salir en busca de nuevas aventuras y peligros que debería superar. Me encontraría con alguien que necesitara ayuda por algo que le hubiera pasado. Yo le ayudaría. Esa persona me lo agradecería y yo me sentiría muy bien ayudando a los demás.
Continuaría mi camino hasta donde el destino me llevara. Ya habría cumplido uno de mis sueños y seguiría siempre cumpliéndolo”.
                                                                                              LUIS PÉREZ RELVA




“Si yo fuera un caballero andante, me cargaría de toda mi valentía, cogería el arsenal más heroico para salvar a las damas en apuros. Me montaría en un bello corcel.
Mi vestimenta se formaría por una armadura, forjada por el herrero más honrado.
Iría por toda la inmensidad estelar en busca del mal para plantarle cara y dejar el mundo sembrado de bondad.
Pondría mi voluntad en las manos del destino, me encargaría de que la sociedad tuviese, junto al reinado de sus tierras, una buena imagen de mí.
La sociedad tendría mis servicios en sus manos para que nadie dijese que el mundo tiene problemas”.
ADRIÁN SALGADO





1º ESO-C:

“Si yo fuera un caballero andante, iría con mi caballo a todos los pueblos y ciudades, viendo los paisajes, los bosques y también los animales. Cabalgaría con la mujer más bella del reino, sería mi esposa Rosa.
Nada me gustaría más que tener de mascota a mi fiel caballo, llamado Bambi, con el que emprendería grandes aventuras.
Teniendo ya dos compañeros de viaje, lo único que falta es el equipaje.
Primero viajaría a Oceanía, después iría a Gandía. De continente a continente, conociendo gente.
No soy caballero andante, pero tengo claro que es alucinante.
NEREA BARBADO BUENAVIDA


“Si yo fuera un caballero andante, saldría a la aventura para cumplir mi sueño: viajar, con la compañía de mi perro Dacar, y mi pequeña mochila cargada de ilusiones.
Mi primera parada sería África. Allí me mezclaría entre los gorilas, jugaría con ellos. Me ocurrirían mil aventuras más, como luchar con elefantes e hipopótamos, a los que derrotaría con la ayuda de mi fiel acompañante.
Por las selvas me encontraría con grandes serpientes a las que vencería en una lucha titánica.
Por las sabanas nos encontraríamos con feroces hienas y leones, entre otros terribles animales, pero seríamos invencibles.
Mi segunda parada sería América del Sur, en la zona del Amazonas. Allí lucharíamos contra gigantes cocodrilos, hasta llegar a los campamentos de los indígenas. De ellos me haré amiga, me pintaré la cara como ellos, vestiré y calzaré sus ropas, y nos uniremos para siempre con ellos.
¡Cuánta fantasía! ¿Qué hay de verdad en estos relatos? Pues la verdad: la imaginación”.
                                                                                   SILVIA DORADO CORDERO


“Si yo fuera caballero andante, hoy iría por el campo buscando furtivos. Por la noche iría por las calles del pueblo para averiguar quién es la persona que pincha las ruedas de los coches, raya la carrocería de los mismos o incluso quema contenedores de basura especiales para el reciclado.
En definitiva, intentaría evitar todos los destrozos, intentando encontrar a los vándalos o al vándalo que se dedica a hacerlos.
Me gustaría también poder evitar la caza furtiva de animales en épocas de reproducción, protegidos por las leyes, o simplemente a personas que no tienen licencia de caza, ni permiso de armas, o poseen perros para la caza sin registros, vacunas, etc.”.
                                                                                  PAULA GALVÁN HOLGADO


“Si yo fuera un caballero andante, iría en moto buscando aventuras y protegiendo a los que lo necesiten, pero no utilizaría la espada, ni el escudo, sino la astucia y el diálogo. Iría enseñando a todo el mundo a utilizar otras armas que no fueran ofensivas, a aprender a defenderse sólo hablando, porque si somos racionales, no tenemos por qué hacernos daño.
Viajaría de pueblo en pueblo, de país en país, siempre ayudando a la gente a hacer las cosas que no pudieran hacer por sí mismos.
Lucharía por la paz y la amistad entre todos y todas”.
                                                                                  ELENA HERNÁNDEZ NIETO




“Si yo fuera caballero andante,
luciría armadura brillante.
Si yo fuera caballero andante,
con las personas sería galante.
Si yo fuera caballero andante,
en mi caballo viajaría a Marte.
Si todo el mundo se arrodillara a mis pies,
sería el caballero del mes.
Si de la lucha fuera amante,
mi trayecto sería alucinante.
En un lugar de la Mancha,
yo no he nacido.
Pero allí vive un hombre que está loco
por lo que yo he sido.
Y ahora me despido:
no soy caballero andante,
pero de los libros de caballería
soy gran amante”.
                                                                       CÉSAR MÁRQUEZ BALLESTEROS


“Si yo fuera un caballero andante, haría todo lo contrario que en la antigüedad, envainaría mi espada y arrojaría al pozo más profundo todo tipo de armas que pudieran quitar la vida a cualquier ser vivo.
Coincidiría en viajar por el mundo, pero no a buscar aventuras, sino a intentar contactar con gigantes que viven en sus imperios, ciegos e incrédulos de lo que pasa a su alrededor.
También lucharía por erradicar el hambre en el mundo, pues es de ley que todo el mundo tenga un plato de comida que llevarse a la boca.
Lucharía contra todo y contra todos, pero con un arma que tiene todo ser humano, que es la palabra, un arma que si se sabe utilizar nos puede sacar de muchos problemas.
Usaría mi ingenio para localizar a todos los niños del mundo que son utilizados para trabajar y les daría la oportunidad de estudiar, que, aunque también es un trabajo y no remunerado, te da la opción de que el día de mañana seas la persona que tú quieras, sin opresiones ni personas que te obliguen a hacerte mayor antes de tiempo, sin disfrutar de lo más bonito de la vida, que es ser niño.
Nunca dejaría que las familias se separen y que abandonen los únicos hogares que conocen y que tienen, buscando tierras que no son las suyas y perdiendo por el camino la mitad de su vida.
No podemos caer en errores, ni creer que vendrá un caballero andante a salvarnos de fieras y dragones, y solucionar nuestros errores.
Tenemos que poner todos de nuestra parte y juntos intentar mediar para hacer un mundo mejor y no cerrar los ojos ante cosas que tenemos delante de nuestras narices.
Demos la oportunidad a todos de viajar con la fantasía, sin necesidad de guerras ni batallas, simplemente viajar”.
            MARA PANADERO SANTOS



“Si yo fuera un caballero andante, intentaría no perder el juicio intentando resolver tantas injusticias que hay por el mundo. Las resolvería sin necesidad de armas ni de combates, utilizando la palabra.
Intentaría acabar con el hambre en el mundo, hablando con los gobernantes que viven en sus castillos protegidos, detrás de enormes muros, que les impiden oír el llanto de los niños que quieren comer.
También intentaría que todo ser humano tuviese un lugar digno donde vivir y no anduviesen vagando por el mundo buscando la caridad de quien cree que eso a él no le puede pasar nunca.
Buscaría la unidad en el ser humano, en ese ser humano que se cree superior a todo y a todos, incluso a los dragones y gigantes que nos pisan.
Sabemos que es difícil, pero sería de locos no intentarlo, como de locos también sería pensar que todavía hoy quedan caballeros andantes que pueden resolver los problemas que muchas veces nosotros mismos hemos creado”.
MARTÍN PANADERO SANTOS




“Si yo fuera un caballero andante, iría en coche o en avión a buscar el Grial, iría al gimnasio todos los días para estar más fuerte y preparado para la lucha con los demás caballeros.
Tendría la espada muy afilada, un escudo de los antidisturbios, y rifles para disparar a larga distancia.
Serviría a la dama más hermosa, me casaría con ella y lucharía para protegerla. Entrenaría a mis hijos desde pequeños para que, de mayores, serán los mejores caballeros andantes y les cedería todos mis dones de caballero.
Cuando muera quiero ser recordado por todo el mundo como la persona que les ha ayudado, que me incineren y repartan mis cenizas por los campos donde haya luchado y derramado sangre”.
                                                                                  CARLOS PERIÁNEZ CARNERERO


8 comentarios:

  1. Si yo fuese un caballero andante,
    me gustaría parecerme a vosotros.
    Enhorabuena a todos!!!
    Un trabajo precioso

    ResponderEliminar
  2. Soledad Valle Lorenzo19 de noviembre de 2015, 19:36

    Muy buena iniciativa. Yo creo q ya somos caballeros andantes cuando damos lo mejor de nosotros, cuando compartimos, cuando amamos,nos reimos y soñamos con un mundo mejor. Ánimo caba)eros!!

    ResponderEliminar
  3. Felicidades a la profesora de Lengua,Fátima y a los chicos; tenemos grandes caballeros andantes.
    Muchas gracias a todos por vuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Con tantos caballeros andantes que dominan la pluma dan ganas de hacerse princesa de cuento. Un poco tarde me pilla....Felicidades a todos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Felicidades chic@s! D. Alonso Quijano, ese afamado buscador de aventuras, estaría orgulloso de la semilla dejada en vuestros espíritus. No olvidéis que los sueños y deseos a veces se cumplen. LUCHAD POR ELLO.

    ResponderEliminar
  6. Reconforta leer reflexiones como éstas y conocer que hay personas que aún reconocen el valor de la palabra y el diálogo como un arma para cambiar el mundo...

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar en el blog entrelineasnegras del IES Loustau- Valverde. Tu opinión nos importa.